Las mujeres en la informática: una tendencia tecnológica de la que no se habla

El estereotipo actual de programador o ingeniero informático es un hombre joven, pero esto no ha sido siempre así. Inicialmente, se consideró que la programación informática era una tarea sencilla que consistía simplemente en realizar cálculos predeterminados y se consideraba trabajo para mujeres. Hoy en día, el mundo de la tecnología es completamente diferente de lo que era hace varias décadas, y las mujeres han sido marginadas en gran medida por los hombres. Una mirada al pasado ofrece una visión interesante sobre el papel de las señoras en las computadoras, y cómo han cambiado las cosas.

Las Computadoras de Harvard y las chicas de ENIAC

“Las Computadoras de Harvard” fue un grupo de mujeres contratadas por Edward Charles Pickering a fines del siglo XIX para trabajar en Harvard. Realizaban un trabajo de oficina que era demasiado tedioso para los eruditos y empleados varones, y cobraban una parte de lo que se habría pagado a un hombre.

Los títulos de matemáticas eran populares entre las mujeres en la década de 1930, y la idea de que la computación a mano era simple garantizaba que estas graduadas encontrasen trabajo. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, se contrató a mujeres matemáticas para ayudar con los cálculos balísticos. Las seis llamadas “chicas de ENIAC” trabajaron en programas para ENIAC, la primera computadora eléctrica de uso general del mundo.

Cuando se hizo obvio que la introducción de cálculos en una máquina presentaba más contratiempos que hacerlo a mano, las mujeres comenzaron a resolver problemas a diario y pronto se les asignaron todos los aspectos matemáticos de la codificación. Las mujeres de ENIAC unieron sus fuerzas con la profesora titular de matemáticas Grace Hopper, que se había unido a la reserva de la marina. Hopper había logrado un gran avance cuando encontró una manera de programar computadoras con palabras, no con números, usando un lenguaje llamado COBOL. Ahora el software se podía utilizar en cualquier hardware, y finalmente se reconoció como igual de importante.

Ada Lovelace: primera programadora de computadoras del mundo

Incluso antes de Harvard y el Esfuerzo de la Guerra estuvo Ada Lovelace, talentosa matemática e hija de Lord Byron. Mantuvo correspondencia con el profesor de Cambridge Matemáticas Charles Babbage, quien desarrolló diseños para un motor analítico. A pesar de que finalmente este no se construyó, Lovelace generó información que podría usarse para calcular los números de Bernoulli, un trabajo que ahora se considera el primer programa informático del mundo. Un verdadera visionaria, que pudo ver que los números podían usarse para representar cualquier conjunto de datos, y que las máquinas podían manipular esos números.

Caída de los números y avance ahora

Justo después del Esfuerzo de la Guerra, las chicas de ENIAC y Hopper, las mujeres comenzaron a desaparecer de la informática. Mientras que los casinos en línea tienden a emplear el mismo número de hombres y mujeres en todos los ámbitos, en realidad esto no es así en todas partes, y no es lo que sucedió históricamente. Los hombres se interesaron cada vez más, se reconoció la importancia del software y se hicieron habituales los sistemas para excluir a las mujeres, incluidas las pruebas de personalidad. Para que la computación fuera un trabajo de hombres, tenía que hacerse más prestigiosa.

Ahora estamos en una situación en la que las mujeres están subrrepresentadas en la ingeniería y la tecnología, y sus primeros logros apenas se recuerdan. Sin embargo, esto no solo es cierto en estos campos: las mujeres luchan por el reconocimiento en puestos de dirección y liderazgo en todas partes. En casi todo lo que no es una “profesión asistencial” como la enfermería, los hombres son los miembros dominantes del personal.

El entorno tóxico que generan los roles de género en los puestos de trabajo no es bueno para hombres, mujeres o empresas; varios estudios muestran que las organizaciones más integradas tienen un mejor rendimiento financiero y afrontan los nuevos desafíos de forma más productiva. A medida que los movimientos #metoo y #timesup cobran impulso, parece que ahora es cuando debemos reconocer estos hechos y comenzar a crear entornos donde todos puedan alcanzar su potencial. Esto llevará tiempo y no será fácil, pero seguramente valdrá la pena.

Sources:

https://www.hiremorewomenintech.com/

https://www.npr.org/sections/alltechconsidered/2014/10/06/345799830/the-forgotten-female-programmers-who-created-modern-tech

https://www.smithsonianmag.com/smart-news/computer-programming-used-to-be-womens-work-718061/

https://en.wikipedia.org/wiki/Women_in_computing

https://womensenews.org/2012/03/women-were-first-computer-programmers/

http://mentalfloss.com/article/53131/ada-lovelace-first-computer-programmer