Mujeres del mundo, aquí está su hotel

La isla SuperShe, vista desde arriba
La isla SuperShe     Fuente: @SuperSheSnaps

Hay clubes exclusivos para hombres, donde los socios juegan al golf mientras planean cómo dominar el mundo. Bueno, a Kristina Roth, una empresaria que llegó a los primeros puestos en la lista de Forbes, se le ocurrió crear un paraíso solo para mujeres. ¿El lugar? Una isla en Finlandia a la que llamó SuperShe porque, de ahora en más, será el lugar de descanso de mujeres poderosas, que no teman divertirse. ¿Te imaginás jugando tragamonedas en un casino solo para mujeres? Kristina Roth parece haber reinventado el concepto de irse de vacaciones. Basta acercarse al lugar para sentirlo: pinos, mar y silencio. Causó tanto impacto la apertura de la isla, que 8 mil mujeres se anotaron para visitarla aunque, como veremos, llegar ahí no es tan sencillo.

Qué te espera en la isla

Conseguir un lugar en las más de tres hectáreas que forman la isla no es nada fácil. La propia Kristina Roth se encarga de seleccionar a las candidatas, que, en sus palabras, deberán ser mujeres fuertes, alegres y vitales. En el verano, se anotaron 8 mil mujeres para solamente 100 lugares vacantes. Después, lo obvio, tenés que disponer de entre 3000 y 6000 euros para pasar cinco días de estancia. La isla tiene cuatro cabañas de lujo equipadas con spa, saunas y comodidades. Además, ofrece actividades diarias de bienestar como yoga, meditación, comida fresca y natural, clases de cocina, de fitness, caminatas al aire libre, entre otras. De todas formas, lo más notable es que en este paraíso no hay clasificaciones sociales, todas las trabajadoras de la isla, desde las chefs hasta aquellas que se ocupan de la limpieza, se sientan a la mesa con las invitadas y participan de las conversaciones grupales.

Algunas críticas

Por supuesto, no todas son rosas para la creadora de esta utopía. Si bien el formulario de solicitud es sencillo (nombre, teléfono, país, redes sociales y, lo más importante, por qué te entusiasma la comunidad SuperShe), quienes critican la experiencia señalan la paradoja de que un lugar que combate la discriminación sea tan restrictivo en cuanto a quién puede ir y quién no. También, al costo elevado de las vacaciones, que dejaría afuera a la mayoría de las mujeres, salvo a las que son ricas y exitosas como la dueña de la isla.

Kristina Roth, creadora, diseñadora y dueña de la isla SuperShe
Kristina Roth     Fuente: @SuperSheSnaps

La filosofía de Kristina Roth

En palabras de la creadora de esta experiencia: “Las mujeres necesitan pasar su tiempo con otras mujeres. Estar de vacaciones con hombres puede resultar agotador y demandante. Queremos que la isla SuperShe sea un lugar seguro donde las mujeres rejuvenezcan, se reinventen y se encuentren con sus deseos. Un lugar donde puedas recalibrarte sin distracciones”.

En declaraciones a la CNN dijo que “si te rodeas de mujeres increíbles (…) entonces serás el promedio de ese grupo”. Esas ideas la llevaron a vender su empresa Matisia Consultants, comprar una isla, y acondicionarla para recibir diez visitantes de todo el mundo. Sin testosterona cerca, estas diez mujeres podrán relajarse y disfrutar de una experiencia pionera en su tipo. Desde ya, la cuestión no tiene nada que ver con un enfrentamiento a los hombres. Incluso, Kristina asegura que si una candidata pone en el formulario que odia a los hombres, su solicitud no tendrá muchas posibilidades de ser elegida. Y no descarta la posibilidad de incluir a los hombres en algún plan futuro.