Productividad: cómo hacer más y mejor

La verdad es que ser productivo de manera óptima no es para todo el mundo. Todos necesitamos cosas diferentes para ponernos en el modo productivo, por así decirlo. Para algunos, se trata de sentarse y mantener la concentración sobre la tarea que tienen entre manos. Otros prefieren tomar descansos o intervalos regulares. Sean cuales sean tus preferencias personales, existen ciertas actividades o modos de pensar que parecen beneficiarnos a todos, sin importar cuál sea tu estilo o personalidad particular.

Fijando metas personales

Ya sea que estés constantemente persiguiendo fechas límite o trabajando y viviendo a un ritmo más relajado, establecer metas personales y límites de tiempo puede resultarte útil. El estrés y trabajar bajo una presión constante desde luego no es bueno para la salud de nadie, pero un nivel razonable de presión autoimpuesta puede hacer milagros a la hora de tratar de aumentar la productividad.

La regla de los dos minutos

El principio básico detrás de la regla de los dos minutos es el siguiente: al considerar todas las tareas que tienes a mano, comienza con aquellas que requieran menos de dos minutos de tu tiempo y hazlas primero. La idea general es que completar las tareas de inmediato, desde el principio hasta el final, tomará menos tiempo que tratar de planificarlas o acordarse de acabarlas más tarde.

Sé proactivo/a

Tener un plan al inicio del día y luego apegarse a él es una excelente manera de garantizar que las cosas se hagan y se hagan a tiempo. Reservar una parte de tu tiempo para devolver llamadas o responder correos electrónicos es mucho mejor que responderlos a medida que avanza el día. La desviación constante de la tarea sobre la que estás trabajando no favorece la productividad.

Descansos regulares

Tomar descansos regulares durante el día es la clave para mantener el equilibrio en la productividad y es bien conocido por su potencial para estimular la creatividad. Puede ser cualquier cosa, desde dar un paseo rápido hasta disfrutar de juegos de casino móviles en tu celular o tableta. Lo importante es que la actividad sea relajante y lo más alejada posible de las tareas cotidianas y mundanas.

La importancia de la estética

Rodearse de elementos estéticamente agradables puede parecer lo menos útil cuando se trata de aumentar la productividad general, pero se sabe que produce resultados fantásticos. Cuando estamos rodeados de objetos y colores visualmente agradables, tendemos a disfrutar más de nuestro entorno. Esto a su vez influye en todo lo que sucede dentro del alcance de este entorno, especialmente la productividad.

Silencia las notificaciones

Las distracciones constantes son las enemigas de la verdadera productividad. Aprender a silenciar las notificaciones de celulares contribuye en gran medida a erradicar dichas distracciones. De hecho, la mayor parte de lo que consideramos distracciones hoy en día tiene su origen en nuestros mundos digitales. Es de suma importancia aprender a desconectarse cuando se trata de centrar la atención.

Al fin y al cabo, la clave es trabajar de manera más inteligente en lugar de tratar de incluir aún más horas en un día que ya está repleto de trabajo. Trabajar de manera más inteligente se vuelve mucho más fácil al eliminar distracciones e interrupciones constantes. Como con todo lo demás en la vida, la clave es saber encontrar el equilibrio.

Fuentes:

https://www.inc.com/john-rampton/15-ways-to-increase-productivity-at-work.html

http://www.bbc.com/capital/story/20170927-a-unique-way-to-get-work-done

http://www.bbc.com/capital/story/20170818-how-can-bosses-put-a-stop-to-workers-idly-browsing-online

http://www.bbc.com/capital/story/20170911-are-you-a-sleep-procrastinator